La infusión de jengibre y cúrcuma es una combinación poderosa al sumar los beneficios de ambas plantas con propiedades medicinales.

Es común que cuando pasas mucho tiempo en estrés o con cambios bruscos de temperatura que tus defensas se vean afectadas, a continuación, te contamos que puedes hacer para fortalecer tu sistema inmune y hacer mejor frente a virus y bacterias.

Cuando hablamos de las defensas del cuerpo humanos nos estamos refiriendo al sistema inmune, y como su nombre lo dice no es sólo un interruptor que se puede mover. Es un complejo sistema que depende de varios factores para su correcto desempeño.

Consejos para fortalecer tus sistema inmune

Hay varias acciones que podemos realizar para que nuestro organismo se encuentre fuerte:

  • Ten buenos hábitos de salud
    • Realiza actividad física de forma recurrente al menos durante 30 minutos
    • Dentro de lo posible trata de evitar el estrés
    • Evitar el fumar o estar expuesto al humo del cigarrillo

Te puede interesar: Té de 7 Azahares un remedio para relajarse y dormir mejor

  • Exponte al sol todos los días de forma moderada
    • Lo más recomendable es hacerlo hasta las 10 de la mañana y después de las 4 de la tarde, no olvides el protector solar, esto ayudará a la producción de vitamina D en el organismo

Te puede interesar: Cómo prevenir la gripe y resfriados

  • Mantén una dieta equilibrada
    • Consume alimentos saludables, tu dieta debe incluir la ingesta de frutas, vegetales y legumbres
    • Trata de alejarte de la comida rápida, alimentos industrializados ricos y comidas congeladas como pizzas, lasañas, entre otros, debido a que contienen sustancias que promueven la inflamación en el organismo

Te puede interesar: Conoce los 5 venenos blancos; Alimentos que consumes a diario

  • No te auto mediques
  • Mantente hidratada, recuerda beber alrededor de 2 litros de agua mineral o filtrada todos los días.

Realizar estas tareas ayudarán a que tus defensas se encuentren en un buen nivel y puedas hacer mejor frente a virus y bacterias. No hay fórmulas mágicas, se trata de tener hábitos saludables que te permitan una mejor calidad de vida.

Te puede interesar: Conoce los alimentos que son el elixir de la juventud

Beneficios del Té de jengibre y cúrcuma

Además de realizar estas recomendaciones puedes ingerir infusiones de Cúrcuma y Jengibre para mejorar tus defensas. Se ha observado que ambas plantas ayudan a:

Prevenir el cáncer. La cúrcuma y el jengibre poseen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, sus compuestos combaten las condiciones que promueven la formación de células cancerígenas en el organismo.

Controlar la diabetes. El té de cúrcuma y jengibre es excelente para regular los niveles de azúcar en la sangre y mejorar la sensibilidad a la insulina. Su consumo regular previene los picos y caídas de la glucosa en sangre, algo realmente peligroso para los pacientes diabéticos y para aquellos con alto riesgo de desarrollar diabetes.

Mejoran la digestión de los alimentos. Esta infusión calma el estómago, reduce las náuseas, estimula el movimiento peristáltico y elimina los cólicos y la hinchazón abdominal. Puede ser un buen remedio para tratar el síndrome de colon irritable, la enfermedad de reflujo ácido y las úlceras estomacales.

Proteger la salud del cerebro. Se ha observado que los compuestos activos del jengibre y la cúrcuma estimulan el buen funcionamiento del cerebro humano. Los antioxidantes de ambos tubérculos ayudan a combatir ciertas enfermedades neurológicas.

Preparación del té de jengibre y cúrcuma

Es un proceso muy sencillo, puedes tomar estos dos tés por separado o juntos. Recuerda que esta no es una cura para una enfermedad y si estas embarazada, lactando o tienen alguna enfermedad crónica consulta a tu médico antes de ingerirla.

Ingredientes té de jengibre y cúrcuma:

  • 1 cucharada de cúrcuma rallada
  • 3 rebanadas de jengibre pelado o una cuchara de jengibre en polvo
  • 1 litro de agua
  • Puedes agregar canela o jugo de limón

Preparación infusión de jengibre y cúrcuma:

  • Pon el agua a hervir
  • Incluye los ingredientes y retira del fuego
  • Deja descansar por 10 minutos y disfrútalo