El betabel es un tubérculo de raíz gruesa y comestible. Pertenece a la familia de las quenopodiáceas, que es una subfamilia de las amarantáceas. Su color puede ser rojo o morado debido a la betanina, que es un pigmento que posee nitrógeno con propiedades antioxidantes.

A pesar de que sus hojas también son comestibles es más común que se consuma únicamente la raíz, pero antiguamente ocurría lo contrario y la raíz sólo se usaba como medicamento para tratar dolores de cabeza y de muelas, posee un sabor muy dulce que se aprovecha para la obtención de azúcar y su pulpa es utilizada para la producción de colorantes.

La zanahoria es una hortaliza originaria de Europa y Asia sudoccidental. Es fuente de diversas vitaminas, minerales e hidratos de carbono, por lo que proporciona energía. Aporta vitamina E, folatos, ácido ascórbico (vitamina C) y vitaminas del complejo B, como la niacina.

Algunas ventajas de su consumo es que durante el crecimiento favorece el desarrollo de huesos. Al tener los pigmentos carotenoides se satisface las necesidades de vitamina A en el organismo, la cual es esencial para el correcto funcionamiento del sistema inmune, además, por su excelente aporte de fibra, previene el estreñimiento, contribuye a controlar los niveles de azúcar en la sangre, es un diurético natural y puede ayudar a reducir molestias gástricas y el exceso de acidez.

Ambas opciones son una excelente fuente de betacarotenos, antioxidantes y fibra, por lo que fortalece el sistema inmune, previene problemas de la vista y mejora la digestión, entre otras cosas. Definitivamente un aliado en tu cocina para mantenerte saludable.

Debido a su versatilidad y sabor, son unas excelentes opciones para cocinar y que combinadas puedes aprovechar mejor los nutrientes que nos aportan, por lo que te traemos unas opciones de ensalada y jugos para que puedas hacer muy fácil y rápido.

Raspado de betabel con zanahoria

Ingredientes:

  • 1 vaso de jugo de naranja natural
  • 1 vaso de agua
  • 1/4 de betabel crudo
  • 1 zanahoria
  • Endulzante al gusto
  • Hielo picado al gusto

Procedimiento: Licuar todos los ingredientes por al menos 2 minutos para que las verduras queden bien trituradas y mezcladas con los líquidos y el hielo. Servir. Si prefieres puedes colar o hacerla a manera de jugo.


Ensalada de betabel y espinacas

Ingredientes:

  • 1 manojo de espinacas lavadas y desinfectadas
  • 1 betabel
  • 1 zanahoria rallada
  • 2 huevos cocidos
  • Nuez picada al gusto
  • Aceite de oliva como aderezo

Procedimiento: Cocer el betabel, pelarlo y cortarlo en cubos medianos o pequeños. Armar la ensalada en un plato y aderezar con aceite de oliva.

Nota: Puedes sustituir el huevo por queso o la proteína de tu agrado.


Muffins de betabel con zanahoria

Ingredientes:

  • 1 taza de betabel y zanahoria combinados
  • 2 huevos
  • 1 plátano maduro
  • 5 cucharadas de avena
  • 3 cucharadas de harina de trigo
  • 3 cucharadas de pasas
  • ¼ de taza de leche descremada
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1 cucharadita de de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharada de vainilla

Procedimiento:

  1. Separar las yemas de las claras.
  2. Batir las claras a punto de turrón.
  3. Batir las yemas con el plátano machacado, la leche y la vainilla.
  4. Integrar la harina, las pasas, la avena, el betabel y la zanahoria rallados.
  5. Añadir en forma envolvente las claras.
  6. Vaciar la preparación en moldes.
  7. Meter al horno bien caliente por aproximadamente 25 min.

Resumen
recipe image
Nombre de la receta
Recetas muy fáciles que puedes hacer con betabel y zanahoria
Author Name
Publicado en