4 errores nocturnos del cuidado de la piel que pueden estar perjudicándote

Share Button

A pesar de todo el maquillaje y contaminación que recibe nuestra piel diariamente, este órgano tiene la capacidad de regenerarse cada noche mientras dormimos. Dormir bien se ha asociado con un menor envejecimiento de la piel en comparación con aquellas personas que no gozan de buen dormir. Dicho esto, el sueño reparador combinado con una rutina de cuidado de la piel por la noche puede hacerte lucir una piel joven y tonificada. Si quieres saber más sobre estos errores nocturnos, sigue leyendo nuestro artículo.

1.   No te lavas la cara antes de dormir

Después de un día de trabajo duro, te sientes exhausta y lo único que quieres es lanzarte a la cama a dormir. Por favor, antes de hacerlo, lava tu cara primero, no importa si luego no la lavas por la mañana porque eres de piel grasa, pero por la noche es imprescindible hacerlo.

Cuando lavas tu cara antes de dormir, eliminas la suciedad y contaminación que se acumulan en tu piel a lo largo del día. Que además de causarte acné, contribuyen al envejecimiento prematuro. Si no puedes lavar tu rostro en el fregadero, puedes utilizar toallitas faciales miscelares para limpiarte rápidamente antes de dormir.

2.   Mal uso de retinoides para combatir el envejecimiento

Si acudes al dermatólogo para prevenir o retrasar los signos del envejecimiento, es probable que el médico te recete el retinol. Este derivado de la vitamina A promueve la producción de colágeno y combate las líneas de expresión y las arrugas de la piel. Sin embargo, estos también incrementan la regeneración de las células y pueden causar irritación.

Si observas como tu piel se irrita o enrojece, detén el tratamiento por una o dos noches y una vez que se calme utilizar cantidades menores. Otra recomendación también es utilizar productos con retinoides de venta libre, ya que estos no son tan potentes como aquellas formulas recetadas.

3.   No aplicas el retinoide de forma regular

Siguiendo con el tema de los retinoides, puede ser difícil ver resultados si este no se una constantemente, la clave de su éxito está en la consistencia y su uso regular.

Los expertos recomiendo aplicar el retinoide cada día en el área de la nariz y la frente, para posteriormente aplicarlo en otras áreas como las mejillas y el mentón, cuando ya puede ser tolerado. Al usar el retinoide por las noches es menos probable que olvides aplicártelo y podrás ver resultados después de 12 meses de iniciar su uso.

4.   Frotas tu piel con demasiada fuerza y frecuencia

Al momento de iniciar una rutina de cuidado de piel debe existir un equilibrio en la frecuencia con la que te realizas los tratamientos. Si bien ser descuidado con los hábitos nocturnos de belleza no es recomendable, tampoco lo es exagerar en el cuidado.

Evita exfoliar tu rostro si ya estás utilizando un retinoide, ya que esto podría ocasionar irritaciones o enrojecimientos en la piel, por el efecto de regeneración del retino. Si deseas exfoliar tu cara, es aconsejable hacerlo solo una vez por semana.

¿Conoces otro error de cuidado nocturno de la piel? ¡Coméntanos cuáles!

Facebook Comments
Share Button

About the author

Related