Clavo: olor y sabor para tu cocina.

Share Button

Este condimento crece de un árbol llamado perenne, es una pequeña flor blanca, pero su uso más común es al secarse y endurecer, la flor seca mide entre 1 y 2 cm, es una planta originaria de Indonesia, donde se usaba para aromatizar templos y el hogar, poco a poco se fue descubriendo que podía combinarse con otros alimentos para dar mejor sabor. Pronto se expandió su uso como aromatizante a través de Europa y Oriente medio desde los cuales su uso en la cocina empezó a popularizarse por todo el mundo, Holanda y Francia fueron los primeros en cultivar el árbol de donde crece la flor. En china llegó a usarse como aromatizante bucal. Durante el siglo XV tuvo un alto valor, un kilogramo por 7 gramos de oro. Hubo embarcaciones dedicadas solo a esta especia de olor.

Usos:

Hoy es muy común casi en cualquier cocina del mundo, suele utilizarse en pocas cantidades por ser muy fuerte.

Como aromatizante para aromaterapia: existen inciensos de clavo que son muy útiles para ambientar una habitación o un espacio en que se desea tener concentración. Es recomendable no usar por un tiempo prolongado esta especia pues puede causar dolores de cabeza por su fuerte olor, debe usarse en espacios ventilados.

También se ha aprovechado en la odontología por tener prpiedades analgesicas y aintinflamatorias para emergencias dentales como el dolor de muelas, ya que su componente principal es el Eugenol.

*Si tienes un dolor de muelas puedes calmar el dolor de camino al dentista, muele bien un clavo y aplica sobre la pasta de dientes y esparcela por donde se origina el dolor.

 

Esta especie se puede encontrar desde las tienditas hasta centros comerciales, es muy económico, puede llegar ha costas de 10 a 15 pesos los 100 gramos.

Importante: el clavo contiene Eugenol el cual 5ml pueden afectar la salud de un niño de 2 años, te recomendamos tener precaución al preparar alimentos para niños pequeños.

Facebook Comments
Share Button

About the author

Related