Inicio » Ingredientes » Calabacita
Share Button

La Calabacita (Cucurbita pepa) es considerada originaria de México y de América Central, de donde fue distribuida a América del Norte y del Sur. Cuyas especies más conocidas son Cucúrbita pepo, Cucurbita máxima, Cucurbita moshata y Cucurbita mixta; distinguiéndose por algunas características especiales que las diferencian como son: hábito de crecimiento, forma, tamaño de sus frutos y semillas. Su cultivo ha cobrado importancia por la creciente demanda de la población por esta hortaliza, debido a su alto contenido de fibra, calcio y fósforo.
El Calabacín se consume principalmente fresco, se recolecta tierno, sin haber alcanzado su tamaño definitivo, para consumir frito en aceite; aunque también se utiliza en cremas, confituras, sin embargo, del fruto maduro se obtienen las semillas que son procesadas y envasada para el consumo y además son utilizadas para preparar condimentos utilizados en la cocina tradicional.
El color del fruto es variable, desde el amarillo al verde oscuro, pasando por el verde claro, que es el tipo de calabacín más consumido en el mundo.

[box type=”bio”] Es baja en calorías y rica en vitaminas; de muy fácil digestión. Antitóxica, laxante y diurética. Contiene mucha agua y es muy combinable con otros alimentos por su sabor tan suave.[/box]

Preparación de la Calabacita

Suele comerse frita o cocida, pero se admite cruda en algunas ensaladas. Aunque las calabacitas se parten según la receta, siempre se lavan y luego se les cortan los extremos y se talla cada uno de éstos con la parte cortada. Esto impide que se amarguen.

Las calabacitas deben estar frescas y lisas y no lucir amarillentas, porque esto indica que están amargas. Para freírlas se cortan generalmente en rebanadas, se usa poco aceite y se tapa el recipiente – con el fuego bajo – para que así suelten el agua que contienen.

Cuando se necesitan cocidas, pueden ponerse al fuego al vapor o en agua con sal, tan sólo sin sus extremos.

Facebook Comments
Share Button

Similar posts

Deja un comentario