Inicio » Consejos de Salud » Cuidado de la columna a la hora de dormir

Cuidado de la columna a la hora de dormir

Share Button

Es importante cuidar nuestra columna en todo momento, esto va más allá del momento en el que trabajamos o estamos de pie, es importante también cuidarla mientras estamos acostados y así mismo al levantarnos de la cama.
Es importante mencionar que el modo en el que dormimos afectará la salud de las curvaturas normales de la columna vertebral, siendo que un modo incorrecto o forzado llevará a espasmos musculares, contracturas, dolor en las articulaciones de la columna, rigidez y por consecuencia dificultad del movimiento.
Si dormimos boca arriba es recomendable que la almohada sea algo plana, no más de 10 centímetros de grosor y que sea de un material rígido pero no totalmente duro, que sea transpirable y que ofrezcan soporte occipital, así bien es importante dormir con los hombros relajados, es decir, hacia abajo, hacia las caderas, tratando de juntar las escapular y relajando la columna lumbar; es recomendable poner un pequeño cojín redondo o rollo de tela bajo las rodillas (en el hueco poplíteo).
Si uno prefiere dormir de lado, lo mejor es que la almohada sea de un material más suave que permita que la cabeza quede alineada con la columna, de máximo unos 20 centímetros, se recomienda la esponja sobre otros materiales debido a que tardarás en reformarse. Se recomienda que coloquemos una almohada entre las rodillas para evitar los roces entre éstas sobre la noche, si eres muy delgado evitará que tus huesos choquen; si eres gordito la presión con la rodilla que está abajo será menor y evitará problemas de edema y dolor.
Si la posición predilecta es boca abajo se recomienda una almohada totalmente plana menor a 5 centímetros, o bien la ausencia total de ésta en la cabeza. Sin embargo es importante usar una almohada de más de 20 centímetros de grosor y de material firme y deformable debajo de la zona abdominal, para evitar la curva exagerada de las lumbares y despertar sin dolor. Es también recomendable usar rollos de tela debajo de los tobillos para no realizar una hiper extensión de los tobillos durante la noche.
Es fundamental dormir lo más libres posibles, no usar fajas, tobilleras, cinturones, férulas u otros artefactos a no ser que usarlas durante el sueño sea la orden específica y clara del fisioterapeuta o médico, si el objeto no es neceser para recuperar el cuerpo, lejos de ayudar tensará músculos y tendones reduciendo los rangos de movilidad y pudiendo crear dolor al movimiento.

Por: Ángel Dorantes

Facebook Comments
Share Button